Jxoe Gamero

Photographer, Speaker, Traveler

Menu Close

Por amor a la fotografía

Soy un fotógrafo. Creo fotografías.

He descubierto que la fotografía es acerca de los deseos, las conexiones, las historias y las personas. Para mí, es acerca de ver más allá de los rostros, y las calles, y las sonrisas, y las lágrimas, y las estrellas, y la soledad, y las luces.

Es para sentir.

Mi cámara no es la más reciente, ni la mejor, ni tengo todos los lentes que me gustarían. No pasa nada. No se trata de cuántos mega pixeles posea. Se trata de cuán profundas, y honestas, y vivas sean mis fotografías.

Esto no es una carrera, ni una competencia. No tengo nada que probarle a nadie. Y no tengo tiempo para eso.

Porque para mí, la fotografía es un regalo que he recibido, quizá un poco diferente: Es el regalo de estar aquí, ahora, presente, como un momento suspendido en el tiempo.

Mi esperanza es que mis fotografías te ayuden a descubrir, entender, y disfrutar de una mejor manera este misterioso, extraordinario, difícil, bello, frustrante, y complicado regalo llamado vida.

Hay que explorar la vida.

He aprendido que antes de mirar, tengo que primero escuchar. Mis fotografías son un trabajo en proceso, porque yo mismo soy un trabajo en proceso. Llegar aquí, me ha tomado paciencia, reflexión, valentía, y honestidad.

Lo que me lleva a esta verdad: A veces recibo un cheque por mi trabajo, y otras veces no.

Algunas cosas las haces para ti mismo.

Lo haces porque te trae una gran satisfacción y dibuja una sonrisa en tu rostro.

Eso está bien.

Te hace mejor persona, alimenta tu alma, trae alegría a tu vida.

Así que disfrútalo.

Yo he venido a este mundo a celebrar. Estoy aquí por la alegría. Por amor a la fotografía.

Deseo invitarte a este desafío espiritual de descubrir cuál es regalo que has recibido y que tienes que dar de vuelta al mundo. A veces será lo más difícil del mundo, y otras veces no te puedes ver a ti mismo haciendo otra cosa que no sea eso.

Da el siguiente paso. Da ese salto de fe. Haz algo nuevo.

Levántate por la mañana, y si algo bendice tu vida y al mundo, tan sólo hazlo.

Alguien debería hacerlo. Quizá ese alguien seas tú.


¿Encuentras valor en mi trabajo? ¡Compártelo y pasa la voz!

También, puedes considerar seguir a uno de mis fotógrafos favoritos, Joan Fontcuberta, artista y filósofo, quien afirma que toda fotografía es manipulación. Ha publicado en el 2010, “La cámara de Pandora. La fotografí@ después de la fotografía”. Además, puedes conocer más de su trabajo, aquí.

Y como soy gente de mundo, puedes seguirme en Facebook, Instagram, y Twitter.

Montevideo Connect

mvd-connect-data-copia-e1430420724724

Montevideo Connect: one day, one person, one story.

It has been said a lot about the adventure of travel, or the inherent human desire to connect, but what I know for sure is that it is real. It’s in my nature to explore and get to know people.

I remember waking up one day and realize that the world is a beautiful place and the people are the salt of the earth and the light of the world. Even the person who literally live next to me. And I knew that if I learned to listen, it would be a good start.

Montevideo Connect is about how every person is valuable, every story deserves to be told, and that everything is spiritual.

I believe that everything is spiritual, your life is a gift and what you do with it matters.

Every person, place, gesture, attitude, action, artwork, heart, word and moment is important and valuable.

And when we talk about our spirituality we talked about a better and better awakening that there is more going on here.

Always there is more going on just below the surface.

I hope this project will inspire you to know your neighbors and treat them as brothers and sisters.

Everyday dawns gray, the color of Montevideo. Every now and then drizzle. Sometimes the sun rises, and it looks like a sun with heart.

Sometimes I walk alone, and other times the loneliness walk with me, and at times I’m loneliness.

I have not stopped taking picutres. But, I feel that something is missing. What had seduced me from Montevideo? I was looking the answer between melancholy and nostalgia.

“Fleeting stories…”, I thought.


Montevideo Connect: un día, una persona, una historia.

Se ha dicho mucho acerca de la aventura de viajar, o del inherente deseo humano de conectarse, pero lo que sé es que es real. Está en mi naturaleza explorar y conocer a las personas.

Recuerdo despertar un día y darme cuenta de que el mundo es un hermoso lugar y que las personas son la sal y la luz de la Tierra. Incluso la persona que vive literalmente al lado mío. Y supe que si aprendía a escuchar, sería un buen inicio.

Montevideo Connect es acerca de cómo toda persona es valiosa, toda historia merece contarse, y de que todo es espiritual.

Creo que todo es espiritual, que tu vida es un regalo y lo que haces con ella importa.

Cada persona, lugar, gesto, actitud, acción, obra de arte, corazón, palabra y momento es importante y valioso.

Y cuando hablamos sobre espiritualidad hablamos sobre nuestro cada vez mejor despertar de que hay más sucediendo aquí.

Siempre hay más sucediendo justo debajo de la superficie.

Todas las personas tienen una buena historia que contar. Todos tienen algo que enseñarte. Todo es espiritual.

Todos los días amanece gris, el color de Montevideo. Cada tanto llovizna. A veces sale el sol, parece un sol con corazón.

A veces camino sólo, y a veces la soledad me acompaña, y otras veces la soledad soy yo.

No he parado de tomar fotografías. Siento que algo me falta. ¿Qué es lo que me había seducido de Montevideo? Buscaba la respuesta entre la melancolía y la nostalgia.

“Historias fugaces…”, pensé.


agnesliz001 agnesliz002 agnesliz003 agnesliz004auroracordon001 auroracordon002 auroracordon003 auroracordon008 auroracordon007 auroracordon006 auroracordon005 auroracordon004 auroracordon009 auroracordon010 auroracordon011 auroracordon012agustindedios001 agustindedios002 agustindedios003 ronymilkaweb001 ronymilkaweb002 ronymilkaweb003 ronymilkaweb004 ronymilkaweb005ale001 ale002 ale003 ale004 ale005 ale006 ale007 ale008 ale009 rl001 rl002 rl003 rl004 rl005 rl006 rl007 rl008 rl009 rl010 rl011 rl012vmj001 vmj002 vmj003 vmj004 vmj005 vmj006 vmj007 vmj008 vmj009 vmj010 vmj011 vmj012 vmj013 vmj014 vmj015 vmj016mc1 mc2


mvd (39) mvd (38) mvd (40) mvd podcast mvd (36) mvd (34) mvd (14) mvd (7) mvd (9) mvd (2) mvd (3) mvd (5) mvd (6) mvd (8) mvd (32) mvd (28) mvd (29) mvd (30) mvd (31) mvd (27) mvd (25) mvd (24) mvd (21) mvd (17) mvd (18) mvd (19) mvd (20) mvd (4) mvd (13) mvd (10) mvd (1)


Also

I am grateful and I feel blessed for your ongoing support. I say it all of the time but this project isn’t possible without you: Sharon, Emilio, Luis & Rebe, Wally, Tania, Klaudia & Mauricio, Luis & Annette, Ale, Gerson, Katy, Jim, Al & Dana, Kent, Rey, Libby, Ali, Lucas, Kyle, Marcela & Vicente, Alu, Kendra, Kait, Erin, Libby, Lara, Gioanny, Benito, Alu, Rony & Milka, Richard & Lau.

Thanks again for the support ya’ll!

Grace and peace,

Jxoe


También

El proyecto ha sido realizado gracias al apoyo de las personas más bonitas que conozco: Sharon, Emilio, Luis y Rebe, Wally, Tania, Klaudia y Mauricio, Luis y Annette, Ale, Gerson, Katy, Jim, Al y Dana, Kent, Rey, Libby, Ali, Lucas, Kyle, Marcela y Vicente, Alu, Kendra, Kait, Erin, Libby, Lara, Gioanny, Benito, Alu, Rony y Milka, Richard y Lau.

Sin ustedes, esto no hubiese sido posible. La recompensa ha sido bella. Quiero invertir el resto de mi vida en la revolucionaria misión de invitar a las personas a descubrir un profundo significado en sus vidas.

Besos y sus cosas,

Jxoe

Vive de tu pasión

Si sientes que estás estancado en tu camino, que la vida pasa frente a tus ojos, como si hay una versión de tu vida mucho mejor en algún lado y que te estás perdiendo, entonces esto va dirigido a ti.

Alrededor del año 50 a. C., las tragedias griegas eran diseñadas y representadas para enseñar a las audiencias que cosas terribles pueden pasar a personas buenas. De hecho, eso es lo que pasa todo el tiempo.

Pobreza.

Enfermedad.

Muerte.

Errores. Mala suerte. Las cosas malas sencillamente pasan.

Los griegos repetían esta enseñanza una y otra vez en diferentes festivales. Una de sus historias favoritas, era la de la armada espartana, que con un contingente reducido de 300 guerreros resistieron hasta la muerte contra las fuerzas del imperio persa. Los espartanos fueron terriblemente derrotados, pero su fracaso fue visto profundamente como noble y heróico.

Los griegos creían que puedes perder en la vida y al mismo tiempo puedes encontrar significado, valor y grandeza en esa derrota.

Cien años después el Imperio de Roma tenía otra manera de ver las cosas. Los romanos adoraban el éxito. Ellos creían que el éxito, aquí y ahora, es todo lo que importaba y que el éxito significaba tres cosas: Dinero, fama y gloria militar. Muy diferente a como algunas naciones lo miran hoy en día, ¿no es cierto? (Dejaré este guiño anti-imperialista por aquí…).

Entonces, esta estructura social, política y cultural creaba una gran ansiedad en relación al fracaso. Había generales romanos que se suicidaban al ser derrotados en combate, porque entendían el fracaso como algo tan humillante y vergonzoso, como para continuar viviendo.

En el año 30 d. C., en una pequeña región cercana al mar de Galilea, un rabino y carpintero judío llamado Jesús de Nazaret, enseñaba a sus seguidores:

“Bendecidos son quienes ahora son los pobres de espíritu, porque ellos heredaran el Reino de los Cielos”.

En otras palabras, de alguna manera muy real, para Jesús, los fracasados de este tiempo son más exitosos que quienes presumen grandeza, porque ellos son libres para vivir de una manera diferente, en un camino que te ilumina hacia una cada vez mejor paz, justicia, libertad, perdón, gracia, alegría y significado.

Una idea muy progresiva para ese tiempo y que dibujaba un gran contraste con la manera de pensar del imperio romano. Este rabino enseñaba que los seres humanos no podíamos continuar viviendo preocupados por el éxito, la fama y las riquezas. De hecho, él insistía que Dios está renovando, restaurando y haciendo todas las cosas nuevas, y que desea para nosotros que florescamos en este mundo, aquí y ahora, mientras nos convertimos en todo lo que podemos llegar a ser. A los ojos de Roma, esto no tenía sentido.

Hoy en día, el estilo de vida americano nos enseña que el fracaso no es algo neutral o moralmente bueno o accidental. Esencialmente el mensaje es este: Si fracasas es porque eres un perdedor. No fuiste lo suficientemente bueno, rápido, listo, capaz, o sea lo que sea que tuviste que haber sido. Así que te lo mereces. O lo logras o te vas a casa.

Cada año Forbes celebra a sus ganadores del sueño americano, como héroes mitológicos del olímpo corporativo. Es irónico que años después los puedes ver cayendo en crisis económicas, como la del 2008, destruyendo la riqueza a escala global; o descubres sus sucios y pequeños secretos de sus ganancias, en investigaciones como los Panamá Papers. Esto te muestra que ser una buena persona no significa necesariamente hacer mucho dinero, sino actuar con sabiduría y bondad y generosidad en el camino.

Muy parecido a lo que dijo Jesús de Nazaret en el sermón del monte hace dos mil años, ¿no es cierto?

Seamos honestos, muchos de nosotros vamos a fracasar en muchas áreas de nuestras vidas, según los estrechos estándares de éxito del mundo, que limitan el éxito al criterio financiero únicamente.

Sin embargo, el fracaso te ayuda a ser mejor persona.

Fracasas, pero eso trabaja a tu favor.

Fracasas, pero te hace más fuerte, más valiente, más agradecido.

Fracasas, pero crea nueva vida y crecimiento y madurez, muy dentro de ti.

Fracasas, pero ahora reconoces que el fracaso no es todo lo que parecía ser.

Este es el bello, extraño, inespererado y transformador misterio de nuestras vidas cada vez que fracasamos.

¿Qué es el éxito?

La gente usa la palabra éxito todo el tiempo. Y suponemos que significa dinero, estatus, fama y poder. Pero, ser exitoso significa, escencialmente, hacer algo bien, y hay muchas pasiones, caminos, proyectos y roles que podemos escoger para ser éxitosos.

Esto puede incluir muchas actividades.

Ganar un partido de fútbol.

Crear una compañía que dure generaciones.

Vender tu producto por mucho dinero.

Comprar una linda casa.

Un carro del año.

Viajar.

Pero, también podemos ser éxitos en cosas sencillas y bellas.

Escuchar con atención a las personas.

Crear música.

Ser extremadamente generoso con la naturaleza.

Llenar tu mente con ideas interesantes y saber conectarlas.

Saber cuando abrazar a alguien cuando sienta que su mundo ha sido destrozado y que las cosas no pueden volver a ser lo mismo otra vez.

Ser mamá.

Ser tío.

Las personas que triunfan en estas áreas son también historias de éxito.

Es muy bonito saber que estás siguiendo tu propio y auténtico camino, que no es necesariamente siempre la ruta más obvia. Dejar de compararte con otra persona, gastando tu preciosa energía, y usar esa fuerza para dar el primer paso hacia eso nuevo que estás creando.

Miro mi éxito como un trabajo en progreso, porque yo mismo soy un trabajo en progreso. Vivir de tu pasión requiere de mucha paciencia y sabiduría y coraje y honestidad.

Sabes que estás en el camino del éxito cuando ves que tus ideas y tus músculos y hábitos te están ayudando a hacer de mejor manera lo que sea que estás haciendo; cuando tienes un profundo sentido de respeto por la forma y el contenido de lo que estás haciendo; cuando eres humilde porque sabes que no importa cuantos años tienes haciendo esto, siempre hay espacio para aprender y crecer.

Descubro que una persona es exitosa cuando me reuno con ella y reconozco que es alguien que puede pasar horas y horas hablando con mucha seriedad y sabiduría y alegría de lo que está haciendo

Éxito para mi es levantarme por la mañana con un profundo sentido de honor y privilegio, creyendo que tengo trabajo por hacer en este mundo, que importa, que es valioso, que es necesario, que tengo un camino que vivir aquí, ahora, hoy.


Sin rodeos: Este artículo se inspira en parte en el nuevo libro de Rob Bell, llamado: How To Be Here. También, puedes escucharlo hablando sobre el fracaso, aquí. Además, puedes considerar escuchar un consejo, de Alejandro Jodorowsky, acerca del fracaso, aquí.

Y como soy gente de mundo, puedes seguirme en Facebook, Instagram, y Twitter.